skip to Main Content
Carne De Langosta: Deliciosa Y Nutritiva

Carne de langosta: deliciosa y nutritiva

La langosta es uno de los mariscos más apreciados por quienes consumen mariscos, debido a su sabor excepcional, a sus propiedades nutricionales y a que puede integrar diversas recetas en platos fríos o calientes, según el gusto personal del comensal.

La langosta es oriunda del océano Atlántico y el mar Mediterráneo, siendo la época entre octubre y mayo cuando se efectúa su pesca para obtener un producto de mayor calidad. Asimismo, es un marisco que suele venderse vivo para que su carne se mantenga en óptimas condiciones.

La carne de langosta tiene un color rojo característico por fuera y más claro por dentro. La langosta es una variedad de crustáceo marino cuyo nombre científico es Palinurus elephas y se encuentra una gran variedad de la misma, destacándose las siguientes: 

  • La langosta roja, también denominada langosta real, la cual es la de mayor valor gastronómico.
  • La langosta verde, la cual es procedente de Mauritania.
  • La langosta rosada de Portugal.
  • La langosta americana.

Por lo general, las langostas viven en el fondo rocoso, arenoso o fangoso del mar y también en las madrigueras rocosas. Tienen una forma de vida totalmente solitaria y suelen pasar cinco años hasta que finalmente alcanzan el tamaño ideal para su consumo, el cual es de 23 centímetros. 

Las langostas suelen comercializarse vivas para mantener todo su sabor y nutrientes, pero también es posible adquirirla congelada o cocida. El sabor característico de la carne de langosta es suave y como en los diferentes tipos de crustáceos, las hembras son las más valoradas debido a su mayor proporción de carne. 

Propiedades y beneficios de la carne de langosta

Langosta en hielo

La carne de langosta tiene propiedades muy características que son beneficiosas para el organismo. Su composición está determinada específicamente por proteínas de alto valor biológico, por lo que es fundamental para aumentar la masa muscular naturalmente. No obstante, debido a que no posee carbohidratos y grasas saturada no aumenta el tejido adiposo.

El consumo de la carne de langosta es preferida por deportistas profesionales o quienes desean tener un desarrollo muscular elevado o efectúan dietas específicas para bajar de peso. Al contener yodo mejora el metabolismo a la vez que beneficia al correcto funcionamiento de las células del organismo. 

También aporta zinc, mejorando el sistema inmunitario en las diferentes etapas de la vida y contribuye a evitar enfermedades, especialmente las cardiovasculares. Asimismo, el zinc mantiene los huesos fuertes y saludables, evitando la osteoporosis y posibilitando una correcta circulación sanguínea. 

Si se consume 100 gr se obtendrá 91 kcal, 18 gr de proteínas, 2 gr de grasas buenas, 60 mg de calcio, 0.7 mg de hierro, 2.3 mg de zinc, 220 mg de potasio, 261 mg de fósforo y 0 gr de hidratos de carbono.

¿Cómo refrigerar correctamente la carne de langosta?

Si se compra la langosta viva, lo ideal es colocarla en el congelador por un tiempo estimativo de media hora. Luego, se deberá colocar de inmediato en una olla con agua hirviendo para que se cocine correctamente. Se aconseja consumirla de inmediato o conservarla en la nevera a temperatura no superior a los 3° y 5°C  durante un período estimativo de 1 o 2 días como máximo. 

En cambio, si está congelada se deberá conservar a 18° o 22°C, pero una vez descongelado se debe consumir de inmediato. Como todo producto comestible, la carne de langosta no deberá perder la cadena de frío, para mantener todas sus propiedades y evitar cualquier clase de malestar. Una vez que se ha descongelado no se debe volver a congelar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top